Botas


Así como hay botas que están hechas para caminar, aquellas estaban hechas para sentirse en casa, aunque estuvieras muy, muy lejos del hogar.

Lena tenía unas de esas. Eran bonitas, confortables y con un forro de borrreguillo hasta la punta de los dedos. Caminaba como si fuera en una nube. Y en cualquier mesa que veía, apoyaba los pies como si estuviera en su casa.

Cosa que al hombre que le hacía la entrevista de trabajo no le sentó muy bien.

Anuncios

2 thoughts on “Botas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s