Lo que el cielo cuenta


Nunca creyó que sería capaz de saber qué día iba a hacer simplemente asomándose por la ventana recién amanecido.
“Pues hoy tronará”, decía su abuelo cuando veía una nube en el sol.
Y tronaba.
Le parecía brujería que siempre acertara.
A los 13 años le sacaron de la escuela y se dedicó a las labores del campo. Año tras año, abría la ventana y examinaba el cielo. Tardó algún tiempo en comprender lo que le decía.
 
En una ocasión, llevando a sus hijos al campo para cosechar la remolacha, se lo dijo: “Hoy habrá tormenta”. Los hijos le miraron mientras pensaban que jamás serían capaces de saber qué día haría sólo con mirar el cielo.
Efectivamente, hubo tormenta aunque sólo hubo un único rayo. Cayó unas casas más allá de la suya y dio de lleno a una vaca. La casualidad hizo que en ese momento estuviera siendo ordeñada por su dueña que vio cómo la vaca caía fulminada al instante sin haber llenado siquiera medio caldero de leche.
 
“No se ve el monte. Va a hacer mucho frío hoy…”. Su nieta arqueó las cejas sorprendida al comprobar que su móvil decía lo mismo.
Anuncios

2 thoughts on “Lo que el cielo cuenta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s