Un médico en la sala


La mujer se levantó de la silla con urgencia y el sonido de las patas corriendo por el parqué del restaurante se oyó hasta la cocina.

-¡Felipe! ¡¡Felipe!!

El tal Felipe se agarraba el cuello con una mano mientras con la otra golpeaba la mesa. Su cara se estaba amoratando y boqueaba como un pez.

-¿Hay un médico en la sala? -gritó el camarero más cercano a la mesa del suceso.

El doctor Meléndez se levantó con parsimonia y en tres largas zancadas alcanzó la mesa de Felipe. Lo levantó, le abrazó por detrás y puso sus manos en un puño sobre el pecho del caballero con cierta dificultad puesto que el comensal gozaba de una oronda figura.

Apretó dos o tres veces el pecho de Felipe con tanto brío que hasta lo levantó del suelo. El caballero movía espasmódicamente los brazos y se ponía cada vez más morado.

El doctor hizo un último esfuerzo y apretó el pecho de Felipe con violencia. Tenía gotas de sudor en la frente y un hilo de agua transpirada comenzaba una carrera por su columna que le hacía cosquillas hasta que se le coló por el canalillo del culo.

Felipe tosió con fuerza y una cabeza de langostino salió disparada de su boca. Voló unos metros y cayó finalmente a los pies de la chef, que había salido de la cocina alertada por el bullicio.

Tanto Felipe como el doctor Meléndez estaban agotados.

-Oh, Dios mío! Muchísimas gracias -logró decir Felipe.

El doctor levantó una mano y, mientras trataba de recuperar el aliente, sacó de su bolsillo una libreta y un bolígrafo. Anotó algo y la firmó.

-La factura -dijo alargándole el papel a Felipe. Este le miró con incredulidad y luego miró el papel.

-¿300 euros? -preguntó extrañado.

El doctor asintió. Felipe iba recuperando el tono y la respiración.

-100 y le pago la cena -continuó Felipe.

-200 y la cena -respondió el doctor.

Felipe le miró de arriba abajo al tiempo que se tocaba el cuello. Notó cómo el restaurante miraba la escena con silenciosa atención.

-Está bien -dijo por fin alargando la mano al doctor.

Los dos cerraron el acuerdo y el restaurante volvió a cobrar vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s